Regresa la Feria Nacional del Mole de San Pedro Atocpan, Milpa Alta, tras dos años de pandemia

CIUDAD
* Se realizará del 1 al 23 de octubre
* Alcaldesa Judith Vanegas Tapia invita a este festejo, en el que participan más de 2 mil 500 familias de la demarcación
Redacción
Tras los estragos que dejó la pandemia en los dos últimos años en Milpa Altay con el propósito de seguir reactivando la economía de hombres y mujeres, la Alcaldesa Judith Vanegas Tapia; la directora general del Instituto de Promoción Turística de la Secretaría de Turismo de la Ciudad de México, Karla Leticia González Ruiz y el Comité Organizador,anunciaron que del 1 al 23 de octubre realizará la edición 45de la Feria Nacional del Mole 2022 en el pueblo de San Pedro Atocpan, que en náhuatl significa “sobre tierra fértil”.
 
En conferencia de prensa, Vanegas Tapia informó que se trabaja de manera coordinada con el Comité Organizador para que el retorno de la tradicional Feria Nacional del Mole sea más fuerte que nunca y se impulse la venta y consumo de este alimento con tradición histórica en Milpa Alta, en la Ciudad de México y en todo el país.
 
Invitó a la población en general a acudir a este magno evento, “Milpa Alta es un lugar de usos,  costumbres  y tradiciones y sobre todo de valores de familia, a través de muchos años se ha demostrado que la economía de esta alcaldía se basa en las enseñanzas de nuestros abuelos, en nuestros padres, en nuestros vecinos que siguieron la tradición de elaborar mole; son más de 2 mil familias que están dedicadas a este negocio, convirtiéndose en generadores de empleo”.
 
Dio a conocer que este magno evento familiar se realizará a la altura del kilómetro 17.5 de la carretera Xochimilco-Oaxtepec, en donde se encuentra el poblado de San Pedro Atocpan, rico por sus tradiciones y gastronomía, y como había ocurrido cada año se contará con un área de exposición de 70 mil metros cuadrados, que albergará a diversos expositores de mole, antojitos mexicanos y de otros giros mercantiles.
 
La Alcaldesa dijo que esta feria tradicional, que ha pasado de generación en generación, es una de las actividades más importantes de Milpa Alta y es reconocida a nivel nacional e internacional.
 
Señaló que las familias que acudan a San Pedro Atocpan disfrutarán de una amplia gama culinaria, en la que participan productores de mole, y mediante el cual se busca difundir y promover este alimento en sus diversas variedades como: mole almendrado con guajolote o pollo, rojo, verde, de piñón y de frutas, acompañado de arroz, tortillas elaboradas a mano y con pulque artesanal de la región.
 
Precisó que en la feria se mantendrán las medidas de prevención contra el Covid-19, como es el uso de cubre bocas y la aplicación de gel antibacterial, a fin de garantizar la salud de los visitantes.
 
Antes, en representación de la titular de la secretaria de Turismo, Nathalie Desplas, la directora general del Instituto de Promoción Turística de la Secretaría de Turismo de la Ciudad de México dijo que la Feria del Mole se ha convertido en un referente de la capital, ya que no sólo es un atractivo turístico y gastronómico sino que además representa una gran fuente generadora de empleos tanto directos  como indirectos.
 
“Estamos en un periodo de reactivación económica y después de esta contingencia sanitaria que ha atravesado México como el resto del mundo es un momento para reactivar nuestra tradicional Feria del Mole, la cual gracias al esfuerzo de 2 mil familias de Milpa Alta, se ha logrado impulsar el desarrollo económico, propiciando el desarrollo de la comunidad local”.
 
En el Gobierno de la Ciudad de México, que encabeza la doctora Claudia Sheinbaum, felicitamos y apoyamos de este tipo de iniciativas que tienen como finalidad la conservación de nuestras tradiciones, costumbres y sobre todo nuestra cultura.
 
“Eso es, enfatizo, lo que nos reúne el día de hoy, la conservación de una de nuestras mayores riquezas gastronómicas que es el mole de San Pedro Atocpan, el cual aun se realiza de manera tradicional y conservando las recetas que se han ido heredando de generación en generación; la producción del mole emplea al 90 por ciento de esta comunidad”.
 
En su oportunidad el presidente de la Mesa Directiva de la Feria, Mauricio Gutiérrez Cabello, dijo que en la feria habrá 23 restaurantes, en los que se podrá degustar una gran variedad gastronómica, así también habrá espectáculos para toda la familia y la cartera se puede encontrar en la página oficial de este evento:  www.ferianacionaldelmole.com y en las redes sociales.
 
Cabe destacar que hasta antes de la pandemia el 90 por ciento de los habitantes de San Pedro Atocpan se dedicaban directa e indirectamente a la producción de mole, lo que involucra a 2 mil 500 familias, quienes anualmente elaboran por lo menos 3.5 toneladas.
 
Esta feria genera más de 4 mil empleos directos e indirectos, mediante el uso de grandes cantidades de carne de puerco, pollo, guajolote, conejo y res, que se compran en pueblos aledaños, así como todo lo necesario para ofrecer platillos ricos y tradicionales.  
 
En la feria también habrá juegos mecánicos, artesanías de la región, bailes populares, actividades artísticas y culturales, jaripeos y estarán presentes los voladores de Papantla.
 
La Feria Nacional del Mole inició en 1978 como parte de la fiesta religiosa del pueblo y sólo han participado productores originarios de Milpa Alta. Actualmente es un escaparate para promocionar el consumo de este platillo que se elabora con más de 20 ingredientes entre los que podemos encontrar chile guajillo, ancho, mulato, pasilla y especies como clavo, comino, pimienta, canela, cebolla, ajo; además de cacahuate, ajonjolí, pepita de calabaza, almendras, nueces, tortilla, chocolate, plátano, galletas y sobretodo el toque especial de cada hombre y mujer de Atocpan.      
 
Con la presencia de 23 restaurantes con capacidad para 250 comensales cada uno, se ofertará mole rojo con pollo, verde y pipían con carne de cerdo, mole tradicional, apiñonado y el mole almendrado con guajolote y sus variantes.  
 
El mole no es producto de la casualidad es un producto artesanal, se elabora de acuerdo a recetas tradicionales que se han conservado a través de una herencia familiar de generación en generación; es el resultado de un lento proceso culinario que inició en la época prehispánica y perfeccionada durante la colonia. En la época prehispánica encontramos una amplia variedad de alimentos elaborados con diferentes tipos de chiles, las salsas con este ingrediente eran parte del menú mexica. Dichas salsas prehispánicas eran nombradas con el sufijo mulli en nuestra lengua materna: el náhuatl.
 
Además,San Pedro Atocpan cuenta con grandes obras arquitectónicas como son la parroquia de San Pedro Apóstol y el Santuario del Señor de las Misericordias, ubicadas en el centro del poblado.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.